Início arrow Noticias arrow Opel Zaragoza despeja su futuro para los próximos cinco años
Opel Zaragoza despeja su futuro para los próximos cinco años Imprimir E-mail

Por un margen de 800 votos, los empleados de la factoría de Opel en Zaragoza, englobada en el Grupo PSA, han aprobado el acuerdo de convenio colectivo con vigencia para los próximos cinco años.

in AutoRevista, 31-01-2018

images/stories/pdf2017/201801311939000843.jpg

Trabajadores de la planta de Zaragoza en el proceso de montaje del citroën C3 Aircross.
FOTO: Opel Planta de Zaragoza

 

Este acuerdo, que implica nuevas condiciones para los trabajadores, abre la posibilidad de incorporar nuevos proyectos, además de mantener la fabricación de la próxima generación del Opel Corsa a partir de 2019.

Desde el Grupo PSA han comunicado que “en un gran ejercicio de responsabilidad, ambas partes han puesto de relieve que la competitividad y la productividad en comparación con otras plantas de Groupe PSA, y con el resto de fábricas de la competencia, es la única vía para construir un futuro sostenible para la planta”. Añaden que este acuerdo marco laboral para Zaragoza forma parte del Plan PACE!, y “contribuirá al claro objetivo trazado por Opel/Vauxhall de convertirse de nuevo en una marca rentable en el año 2020.

En vigor desde el 1 de enero de 2018 y hasta el 31 de diciembre de 2022, el acuerdo incluye moderación salarial, retribución variable vinculado a indicadores de desempeño, aumento del tiempo de trabajo, adaptación de prácticas de trabajo laborales y flexibilidad para responder a las variables condiciones de mercado y compromiso de rejuvenecimiento de la plantilla.

“Hemos dado un paso adelante decisivo en la mejora de la competitividad de la planta. Tras tres décadas de historia en España, del dialogo abierto, madurez y la paz social, todos ellos valores históricos de la planta de Zaragoza, han sido claves para superar una situación compleja,” explica Antonio Cobo, director de la planta de Zaragoza.

“Con este acuerdo, las fortalezas de la planta y el compromiso de los empleados, hemos asegurado el futuro de la fábrica. Este competitivo acuerdo laboral era condición imprescindible para cualquier inversión y para la asignación de futuros modelos,” comenta Remi Girardon, vicepresidente de manufacturas de Opel.