Início arrow Noticias arrow Opel paraliza el proyecto del nuevo Corsa para Figueruelas y estudia otros emplazamientos
Opel paraliza el proyecto del nuevo Corsa para Figueruelas y estudia otros emplazamientos Imprimir E-mail

La compañía ha comunicado que suspende las inversiones en la planta mientras que el comité rechaza de plano estas medidas y se plantea movilizaciones

in Heraldo, por M. Llorente, 24-01-2018

images/stories/pdf2017/2018012416120000549.jpg

Cambio de turno en Figueruelas

 

El próximo Corsa no lo hará Figueruelas. El proyecto P2JO que es como se conoce internamente el vehículo queda paralizado y el grupo PSA estudia un nuevo emplazamiento para hacerlo. Así se lo acaba de comunicar Opel al comité de empresa, junto con el anuncio de paralización de las inversiones en la nave 1 de carrocerías.

Asimismo, la compañía le ha dicho a la representación de los trabajadores que Figueruelas no optará a nuevos modelos y que se está realizando ya un estudio de integración de las dos líneas en una sola en acabado final.

La parte social ha rechazado en pleno estas medidas que suponen poner en suspenso el futuro de la planta zaragozana y ahora cada sindicato está reunido analizando cuál va a ser su respuesta a lo que algunos consideran un "chantaje" en toda regla.

Este jueves tienen previsto reunirse todos los sindicatos para ver qué medidas de presión toman y de momento, para mostrar el descontento de la plantilla, van a protagonizar una concentración de protesta en la pausa del bocadillo a las 9.35 delante de la nave 40.

Este martes fue cuando la empresa comunicó al comité que tenía algo "importante" que trasladarles ante su decisión de no seguir negociando. Y este mismo miércoles lo ha hecho con contundencia. La advertencia de que el comité de empresa estaba poniendo en peligro los planes actuales y de futuro para la planta la ha cumplido. Ahora hay que esperar a ver cuál es la respuesta conjunta del comité de empresa.

Sara Martín, máxima responsable de la representación de los trabajadores en Figueruelas, ha dicho que "no aceptamos la decisión unilateral que ha tomado la compañía" y han convocado a la plantilla mañana a una concentración de protesta para mostrarle a la dirección su total desacuerdo con lo que ha planteado e invitarla a que reconsidere su postura. "Nunca hemos hablado de romper la negociación sino de suspenderla en tanto en cuanto la empresa no acepte cinco condicionantes básicos". Respecto a nuevas movilizaciones, Martín ha explicado que cada sindicato está valorando lo ocurrido y que lo decidirán en la comisión permanente de la parte social.